Nov 06

Con un canto en los dientes

1469096793_050169_1469096821_noticia_normal-1
“Para votar al PP no necesitamos intermediarios”

            Conocí a unos padres que tanto quisieron agasajar a su único hijo que, cuando contrajo matrimonio, le cedieron la vivienda y se arreglaron un mínimo habitáculo en el garaje; todos tan contentos al principio, pero el ánimo expansivo fue creciendo en los beneficiados hasta atormentar a los generosos ancianos para que dejaran su espacio y poder meter el coche. Entre lamento y lamento, la mujer repetía «A quien da sus bienes antes de la muerte merece que le den con un canto en los dientes» . Así ha ocurrido al PSOE dando el gobierno al PP y así a los votantes del PSOE que a los efectos hemos acabado votando al PP.

             Rajoy, que domina el arte de la incertidumbre bajo un concienzudo disfraz de simpleza y tozudez, ha parido por fin un gobierno, ya lo creo, y vaya gobierno. Una Ministra de Defensa que nada en todos los caldos de la corrupción, un Ministro de Educación que ha dejado claro que la LOMCE es beneficiosa pero no dice para quien, nos deja a la maravillosa Ministra de Trabajo que nunca tuvo un trabajo fuera de la política, también a Montoro, a de Guindos, a Tejerina, y al ilustre Ministro de Justicia que trabaja directamente para interpretar las leyes en favor del PP y poner en duda la puridad de la judicatura cuando se juzga a su partido. Hay que ver lo claro que lo tiene Rajoy, mismo gobierno para mismas políticas, nadie se come las propias medidas, sonaría a reconocimiento de errores y la derecha española nunca se equivoca.

        Las reacciones han saltado como fuegos de artificio, mucho ruido, resplandor y al instante ni el eco, solo puisas. Ciudadanos no da crédito. El PSOE,  tan pésimamente mal ha negociado su abstención-voto a favor del PP que no ha sabido plantarse exigiendo la desaparición de Rajoy y explicarlo a los ciudadanos como cuestión previa inamovible, ni tan siquiera ha caído en la cuenta de vetar en previsión a determinados personajes para el gobierno. La indignación corre por las venas del partido y de los votantes, muchos afiliados se dan de baja decepcionados, enfadados, tristes. Eso no se hace, y menos esgrimir el falaz argumento de la entrada en la OTAN, entonces votamos todos los ciudadanos por cabezas, ahora no. En su desbarajuste, el PSOE traidor amenaza a Rajoy con un calvario mientras el gallego se parte de risa, no hay más que ver el gobierno que ha formado. Ja, ja, ja.

«Diario Palentino, 06/11/2016»