Feb 23

Cargando pilas, 8 de marzo en Madrid

159443-944-824 (1) diario de un ateo Alberto Ruiz Gallardon reforma aborto malformacion feto sufrimiento taliban fanatico religiosoLlega el 8 de Marzo, hay que pertrecharse frente a los talibanes del gobierno, a las 20,00 en el centro de Madrid

            Pasó el tiempo de quejarnos como plañideras de película de Almodóvar. Pasó el tiempo de hundirnos en la miseria mental de que no hay remedio a lo que está pasando. Ya no queremos oír las noticias que nos deprimen. Vuelve a ser hora de salir la calle. Nos arrebatan  derechos duramente conseguidos en peleas colectivas e individuales, en casa, en la calle, en el trabajo, para conseguir, simplemente, ser respetadas como los seres-humanos-personas que somos. Y ahora…, ¿vamos a consentir que una panda de mindundis derechistas ultrarradicales nos roben los destinos en nuestra propia faz? ¡Anda ya!

            La Plataforma Antidesahucios, la Sanidad Pública, han ganado, Los preferentistas lo están consiguiendo. El 8 de Marzo está a la vuelta de la esquina, a las ocho de la tarde en el centro de Madrid, Plaza de Jacinto Benavente, Atocha o Sol hasta Cibeles. Mujeres y hombres inteligentes que quieren vivir en un entorno de bienestar y justicia, formaremos la riada de la protesta frente el ataque machista más vergonzoso de la historia de España. Debemos blindar derechos reconocidos en todo país civilizado, demostrar al mundo que el gobierno está solo en su laberinto, que esos “dictados” que nos ponen de boca en boca del mundo occidental y que nos retrotraen al medioevo o al denostado islamismo tercermundista, es cosa particular de unos pocos aspirantes a imponer el reinado de la hienas.

            Los fachas que, con tanta soberbia “opusidea” como inhumana, utilizan las fuerzas de orden público para atacar a los ciudadanos en vez de defendernos, expondrán en el escaparate de las calles de las ciudades sus máquinas de atemorizar:  las “lecheras”, la munición hiriente, los carísimos trajes de los “madelman lo pueden todo”, y sin esa piedad cristiana que tanto enarbolan harán sentir su poder macho, violento, agresivo, prepotente y dictatorial.

            ¡Vaya paisaje! Mujeres y hombres desarmados marchando pacíficamente, como una sola voz unánime de reclamación indignada poniendo un suspenso irrecuperable a un gobierno de machotes que se creen más hombres mortificando a las mujeres. ¡Qué vergüenza! ¡Qué nivel! ¡Qué grosería intelectual! Está claro, ya lo dice Saramago: “Los hombres tienen miedo de las mujeres que no les temen”.

“Diario Palentino, 23/02/2014”

 

Mar 25

Somos blandos

“Es deber de la Justicia asumir con decisión nuestra defensa ante tanto desmán”

            Sufrimos los peores políticos de la democracia y no somos capaces de reaccionar con contundencia y proclamar alto y claro que no vamos a consentir su mal hacer. Y todo ¿por qué? Sencillamente, nos hemos reblandecido. El bienestar gozado durante años nos ha hecho abandonar las defensas, hemos enterrado los escudos y las armas, hemos delegado sin reservas cuando todo iba viento en popa, confiábamos en quienes nos han gobernado durante el periodo en que reinó la democracia.

        Ahora que nuestro más elemental sistema de derechos y libertades público y personal se ve impunemente atacado somos vulnerables, hasta tal extremo que no tenemos ni oposición que nos defienda (del asunto de Ponferrada y la hipócrita respuesta PPera, prefiero no hablar porque vomito).

  billetes-guante-blanco_0          Es una auténtica barbaridad identificar político con delincuente, esa versión nos perjudica gravemente, aunque la tentación es grande, nos lo ponen a huevo. El camino de vuelta a la democracia es sencillo, comienza por la Justicia, los tribunales encargados de velar por la puridad deben entregarse a fondo en cumplir con rigor su función de preservar la legalidad, sin reservas ni atender a presiones, desde el más humilde juzgado comarcal (alguno tan “receptivo” en cuestiones electorales) hasta las más altas instancias judiciales, con independencia de quienes o qué formación política hayan sido sus mentores en el ascenso o lo que esperen de ellos.

            Y mientras eso ocurre, somos los ciudadanos huérfanos, como en los tiempos primitivos y al margen de las contaminadas instituciones, quienes tenemos que defendernos de esa casta política que parece entregada a desmontar lo conseguido en más de treinta años.

               La Plataforma Antidesahucios (PAH) nos lo ha demostrado, querer es poder. Y para empezar por los cimientos, alguien tiene que exigir una investigación a fondo de la gestión de consejeros y gerentes que han pasado por las Cajas de Ahorro rescatadas llevándose retribuciones, dietas, autocréditos millonarios, jubilaciones, juergas y derroches a tutiplén  que estamos pagando los españoles de a pie sin que nadie haga nada para ponerlos en cuarentena hasta que la justicia llegue a ellos, si es que lo hace y a tiempo.

      Tan solo un partido que no “ha tenido metida la mano en la caja” lo ha denunciado, de momento, en Bankia. O nos movilizamos colectivamente o nos crujen para siempre. “Diario Palentino, 24/03/2013”