Sep 28

La otra lectura (Sobre el despliegue de los Ángeles Custodios en Palencia)

lasextaMientras los policías de “número” no llegan a fin de mes, sus jefes dispendian caudales en autobombo

             Lo que está pasando durante toda una semana en Palencia es para sentarse a pensar. Los demócratas pensábamos en la policía como ese ángel de la guarda que está oculto detrás para protegernos y mantener la armonía en la sociedad. Pero las cosas están cambiando demasiado, y muy deprisa. Sus nuevos gestores no lo entienden así. Han convertido a la policía  en un instrumento de poder-poder, de ordeno y mando -porque lo digo yo-, para atacar a los ciudadanos que se concentran en las calles manifestando una opinión colectiva que desde arriba no se escucha, para ser desprestigiada cuando cumple su función de desentrañar, identificar y detener a los corruptos amiguetes de los poderosos, para ser burlada en sus reglamentos de méritos, para ser usada como peones en un tablero a capricho de quién mueve ficha.

            El derroche de la semana policial palentina no tiene calificativo que se pueda pronunciar. Los cuerpos uniformados han tomado las calles, da repelús ir al centro. Si lo que se pretende es atemorizar, lo están consiguiendo, es lo más parecido al escenario en una película de nazis. Todo para agasajarse y agasajar al ministro que otorga medallas del mérito policial a las vírgenes mientras coloca sin piedad cristiana hirientes cuchillas que abren las carnes del prójimo.Jorge-Fernandez-Diaz-besa-una-cruz-durante-una-visita-a-Navarra-

            Empezando el curso los titulares se plagan de noticias sobre niños sin libros escolares, familias que no pueden pagar el comedor, estudiantes que abandonan porque se quedaron sin beca y sus padres sin empleo, el consumo desciende, el paro asciende, el dinero lleva una carrera veloz hacia las cuentas suizas de banqueros, financieros y corruptos, debemos toda la economía española de un año al completo y ya hemos entrado en recesión.

 

            Se desplazan helicópteros, vehículos, caballerías, autoridades y sus generosos protocolos, asesores, guardaespaldas y sobachepas, ¡mil cuatrocientos policías!, todo con sus gastos de desplazamiento, alojamiento, manutención, dietas y gratificaciones. ¿De verdad nos lo podemos permitir?

            Las calles son de y para los ciudadanos, TODOS los ciudadanos. La calle es el foro público, lugar de paso, para conversar o hacer sociedad, es el sitio de comercio y el hábitat para vivir. ¿Nos han preguntado a los palentinos si queremos semejante invasión? 

“Diario Palentino, 28/09/2014”

 

Abr 02

Le puede pasar a cualquiera. (¡Ya te digo!)

Lo siento, no puedo remediarlo, Nacho Escolar es mi héroe (periodístico) y a veces sucumbo a la tentación de copiarlo directamente a mi blog.

3008_20120915a41r3i¿Quién no ha tenido un amigo narcotraficante con el que se iba de juerga en su yate? ¿Quién no ha heredado una fortuna en Suiza y se ha olvidado de declararla? ¿A quién no le ha pasado que aparezca un Jaguar gratis en el garaje, o que un deconocido generoso –apodado don Vito– le regale bolsos, joyas, fiestas y viajes?

¿Quién no ha recibido del partido abultados sobres con efectivo, o donativos anónimos de constructores filántropos, o ambas cosas al mismo tiempo? ¿A quién no le han despedido alguna vez de forma simulada, fraccionada y en diferido? ¿De verdad nunca os han pagado un cuarto de millón de euros al año por no hacer nada de nada, salvo estar callado?

¿Quién no se ha metido por la nariz el dinero de los parados andaluces? ¿De verdad nunca os habéis inventado una escritora imaginaria para cobrar artículos de una fundación a cojón de pato? ¿Quién no ha se ha llevado crudas varias dietas por duplicado en una mañana de reuniones en la caja? ¿Quién no ha acumulado tres salarios públicos en un mismo año? ¿Quién no se ha subido el sueldo en plena crisis?

¿Quién no llama directamente al Poder Judicial cuando tiene un problemilla en un juzgado? ¿Quién no se salta las normas alguna vez para hacer un favorcillo a los amigos? ¿Qué familia no tiene un yerno un poco crápula que roba unos míseros millones de euros a las administraciones públicas? ¿A quién no le han indultado alguna vez por delitos de torturas, o de cohecho, o de homicidio imprudente, o de alzamiento de bienes, o de prevaricación, o de narcotráfico? ¿Quién no tiene el dinero en un paraíso fiscal o ha recurrido a la amnistía para blanquear unos ahorrillos?

Si es que os escandalizáis por nada.

Ene 27

La responsabilidad del “pater familias”

U170169D. Mariano Rajoy no puede escabullirse  del deber de conocer las tripas de su partido y de su gobierno.

         Qué estamos sufriendo en nuestras vidas los peores políticos de la democracia española ya no es un secreto para nadie. Mindundis con aires de grandeza crecidos a la sombra de amiguetes y extrañas redes estratégicamente urdidas o personajillos que no saben hablar y si lo hacen es mejor que callen porque en comunicación merecen un cero patatero.

            Millones y más millones de euros aparecen y desaparecen en bolsas de basura emparedadas, en cuentas bancarias secretas que van y vienen de unos paraísos fiscales a otros, sobre-sueldos en “sobres” que ya no sirven para enviar cartas familiares sino para alojar desvergüenzas y trapiches de quienes dicen representarnos mediante un voto usado como cheque en blanco para que raterillos de poca monta desde la oposición y descarados ladronazos desde el gobierno (PP), nos soplen la sanidad, la educación, el futuro de nuestra prole y el prestigio de la “marca España”.

            Pero de tanto desmán nadie asume colleja. Explicaciones confusas y engañosas aíslan al presunto amiguete devenido en extraño: ese señor que ya no está en el partido (desde ayer), que no tiene un despacho en Génova sino un “lugar”, que fue (tesorero) pero ya no, esos directivos de cajas que se apropiaron ahorros familiares y a quienes nadie señala con el dedo ni la justicia ajusticia… A los españoles se nos queda la cara de palo como a Buster Keaton, y pensamos ¿De verdad seremos todos tontos?sobre

            Mientras tanto el señor del abrigo gris, tan gris como su semblante, se pasea por Europa mermando nuestra presencia en las instituciones internacionales. Ha conseguido que el castellano, la segunda lengua materna más hablada en el mundo después del chino mandarín, quede excluida de las lenguas oficiales de la Comisión europea. ¡Enhorabuena! También nuestro prestigio y poder se rebaja por minutos.

          ¿Y la responsabilidad del “pater familias”, ese jefe supremo que manda y asume el gobierno de la cosa pública, D. Mariano Rajoy? No puede escabullirse  del deber de conocer las tripas de su partido y de su gobierno.

          Así respondió el Último Emperador (Bertolucci, 1978) cuando se enteró del exterminio practicado por los japoneses en Manchuria mientras él mismo estaba también secuestrado por éllos. “No lo supe pero era mi deber conocerlo porque yo era el emperador de mi pueblo”. “Diario Palentino, 27 de enero de 2013

 

 

Sep 12

A pesar de la corrupción

Si ponemos en el poder a los corrompidos ya sabemos lo que nos van a poner para cenar. En cada proceso electoral tenemos en nuestras manos el menú que nos servirán los siguientes cuatro años. Ya podemos ir pensando. De verdad, pensar no duele, es cuestión de practicar.

La corrupción es la corrupción, no admite disfraces ni adornos, venga de donde venga. Si ponemos en el poder a los corrompidos ya sabemos lo que nos van a poner para cenar. En cada proceso electoral tenemos en nuestras manos el menú que nos servirán los siguientes cuatro años. Ya podemos ir pensando. De verdad, pensar no duele, es cuestión de practicar.

A pesar de la corrupción

Suele ocurrir que los electores mentimos como bellacos cuando nos preguntan qué opción política votamos. Es, además de un derecho constitucional, un secretito que nos gusta guardar por aquello de que le importa a nadie lo que hace nadie. Luego las sorpresas deslumbran cuando las encuestas se equivocan radicalmente y nos damos cuenta de lo que gozamos mintiendo, después de todo mentir produce ese subidón de dopamina que tanto nos coloca

Pero en un siglo agitado por las catástrofes naturales, los contratiempos económicos, el desorden mediombiental y en general el caos que nos muestra un planeta enfadado con el trato que le dan sus habitantes, lo más chocante es la flagrante crisis de las potentes y aglutinadoras ideologías que generaron los regímenes gubernamentales en el siglo XX.

Capitalismo y socialismo se disipan en una paulatina pérdida de contenidos cada vez más inoperantes ante las nuevas circunstancias. Un nuevo orden mundial se va creando. El pánico al terrorismo islamista, el fraude del capitalismo voraz como sistema económico, la insuficiencia del socialismo como doctrina útil para el reparto justo de la riqueza y la eliminación del hambre en el mundo, la superación de los prejuicios raciales en USA y la emergencia de países superpoblados, pero muy laboriosos y disciplinados (China e India), que avanzan hacia la cabecera financiera mundial, son algunos de los rasgos que definen la primera década del nuevo siglo. Sin embargo las microideologías crecen en número y atomización.

Somos por un lado pensadores en la uniformidad y nos dejamos engañar frecuentemente por los mensajes publicitarios que nos sirven los medios de comunicación social, sean comerciales, políticos o informativos, pero por otro nos gusta pertenecer a grupúsculos, tribus urbanas, tendencias con todo su elenco de vestido, calzado, argot, modas marginales o simplemente asociaciones para tener voz y poder manifestar leves disconformidades. Es decir queremos ser diferentes de los demás pero no mucho. Sin embargo en el fondo somos unos ilusos, nos dejamos engañar con gansa facilidad sin darnos cuenta de la responsabilidad que declinamos cuando no escarbamos suficientemente debajo de los mensajes y sobre todo de los hechos.

A pesar de la corrupción – Diario Palentino Digital.

Abr 10

El Expolio de la Calle Jardines

¡Tan contentillos! Lucen los políticos en la rueda de prensa cuando presentan lo que pomposamente califican como “acuerdo histórico”. Desde luego que lo será, los ladinos negociadores de la Diputación provincial han llevado al huerto al Ayuntamiento y con él a los palentinos capitalinos, sobre todo a los vecinos más afectados por proximidad.

Mientras nuestro Ayuntamiento cede gratuitamente millones de euros en terrenos para la construcción de un nuevo centro sanitario que preste servicio a todos los habitantes de la provincia, la Diputación expolia a los palentinos del aprovechamiento óptimo de unos terrenos que tenían un destino social y baja edificabilidad,  y como cualquier especulador inmobiliario de los que nos han arrastrado a esta crisis nacional con mayúsculas, “mueve” a nuestro Ayuntamiento a comprometerse en una recalificación para que la Diputación pueda obtener muchos millones de euros que no revertirán en la capital que los pierde, sobre todo en calidad de vida del entorno. Tal vez de manera extraña vuelvan algo a nuestros pueblos, que no estaría mal si fuera bien invertido.

Pero eso es también un sueño a  la ligera. Por el medio hay muchos altísimos sueldos que pagar, obras faraónicas para que queden con su placa de inauguración en la historia local, y fotos, muchas fotos con miserables dádivas como que prodigan el oro y el moro. Mientras siga funcionando el tapabocas con miserias, los alcaldes seguirán mendigando unos recursos razonables, pero a cambio se les entregarán ordenadores portátiles para que los usen ellos o sus hijos, no para la administración municipal que sigue con los ordenadores a pedal, o les envíen UNA entrada para los toros, que son muchos los compromisos y no da para todos.

Pero la vergüenza es que cientos de vecinos en  decenas de pueblos aún no tienen acceso a internet, en otros se han cerrado los centros porque la Diputación ha dejado de pagar el mantenimiento y en muchos aún no se ve la TDT por lo que muchas mujeres mayores que viven solas en pueblos pequeños se han quedado totalmente desconectadas del mundo mundial.

Ayer dijo Cospedal que ya los castellano-manchegos se están cansando de más de treinta años de gobierno socialista repitiendo las mismas respuestas y las mismas políticas. Lo mismo nos pasa a los castellano-leoneses pero con el Partido Popular, y sobre todo con la “ejemplaridad pública” que están dando muchos de sus miembros escudados en sus siglas. “Diario Palentino, 11 de abril de 2010