Dic 27

España es de Izquierda

PP Condena franquismo“La crisis y las políticas antisociales gestaron el 15M, y el PP germinó Podemos”

            Cuándo el movimiento de hartazgo ciudadano protestaba en el ágora por las políticas desigualadoras del PP, la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, respondió que si querían hacer propuestas que crearan un partido. Y así lo hicieron, siguieron su consejo. Ahora al PP le duele Podemos más que el PSOE, porque al final, y como se veía venir, Ciudadanos es el heredero del PP, y en el PSOE se queman los garbanzos, otra vez.

        El PP, hoy el partido con más corruptos y opacidad de toda la historia de España, ya no puede liderar nada, no tiene credibilidad dentro ni fuera del país. Solo Ciudadanos le tiende la mano a resultas de su  batacazo electoral, para salvar los trastos.              

       Además de la ciénaga, y  de Rajoy, el PP lleva consigo otro lastre no menos lapidario, y es que todavía, después de cuarenta años no se ha dignado condenar la dictadura franquista como periodo aciago de nuestra historia, por el contrario subvenciona y fomenta alegatos en su defensa. Ciudadanos renquea, como en todo lo demás, depende, donde más gane, saben que si las elecciones se repiten los votos se van a radicalizar concentrándose en los extremos claros. El votante veleidoso ya no se arriesga, quiere que le defiendan lo suyo, sin tapujos ni confusos discursos.

       La izquierda española está pulverizada, y con el actual sistema electoral pierde votos como por un colador. Los novecientos mil de Unidad Popular apenas han parido dos escaños. Si la razón tuviera cabida en las cabezas políticas de PSOE, Podemos y UP, sumarían once millones de votos, frente a los diez del PP y sus cachorros de Ciudadanos. Estamos encorsetados en las políticas globalizadoras, pero no es lo mismo gravar más a quien más tiene que cebarse con las nóminas; no es igual proteger la libertad personal y de pensamiento que cercenarla, como tampoco lo es que estudie quien pueda y los demás a barrer. La derecha es conservadora porque conserva: poder, autoridad, bienes, privilegios y beneficios de una élite (para ellos los autónomos son plebe útil). La izquierda persigue una vida mejor para todos, un crecimiento socio-económico igualitario y libertades ciudadanas. Si alguien trajo seguridad, sanidad, pensiones, cultura y bienestar fue la izquierda. La nueva etapa que ahora se abre solo tiene un camino, trabajar juntos para el común quienes lo llevan por bandera.

«Diario Palentino, 26/12/2015»