Nov 03

“Baratito, que estamos tiesos” Cospedal

De veras me encantaría sentarme a escribir mi colaboración dominical y no tener nada que decir del Partido Popular, pero es que no me dan tregua, cada día salta un titular en el que algún miembro del PP ha hecho algo que no debía o ha lanzado algún improperio ofensivo contra el pueblo español a través de sus representantes. Para reírse, por no llorar, es la trascripción de la grabación sobre el encargo que hace el marido de Dolores de Cospedal al presunto pluridelincuente excomisario Villarejo para que investigue a Javier Arenas y prepare un “dossier”, pero “baratito, porque estamos tiesos”; a lo que el hábil expolicía responde: “Cómo le voy a cobrar al partido”, “Otra cosa es que cuando venga algún pago, o algún empresario o lo que sea, en un momento determinado digáis: “Oye, contratad a este que es de confianza”.” Queda patente que en el Partido Popular ni los propios compañeros están a salvo de las insidias de la dirección. Pero en eso que se entiendan ellos, si es que pueden. Lo peor fue el otro encargo, el de los “trabajos puntuales” para desmontar o entorpecer la investigación sobre la trama Gürtel; “Los gastos me los pagaréis” “Ella dijo: “claro”.” Pero nadie consiguió estropear el pendrive que contenía la información comprometida. Y, esa señora, con su tentativa de delito expuesta a plena luz, sigue ahí, Y Casado, aunque cuatro días después y con la boca pequeña, la defiende, porque si cae se le viene abajo el chiringuito que ella capitanea en el sector del partido que le apoyó frente a los sorayistas. Y, de qué manera se aparta la atención del público de la podredumbre del PP, inventando noticias falsas, lo que ahora llaman fake news que con la ayuda de la prensa amarilla se proponen inducir a error, crear duda y manipular la opinión pública.

Diario Palentino, 3 de noviembre de 2018

Oct 27

Un PP acosado y acosador

         La movida independentista catalana fue alentada por Artur Mas y los Puyol para ensombrecer los graves casos de corrupción que habían expoliando los bolsillos de sus ciudadanos. Artur Mas fue quien puso al radical Puigdemon. Al PP de Rajoy le vino al pelo, porque estaban comenzando a juzgar los interminables casos de corrupción de su “organización criminal”, según definición propia del juez instructor. Así que todos a echar leña al fuego como auténticos bomberos pirómanos. Pero ninguno ha salido bien parado. Los separatistas presos, las familias divididas y Barcelona desprestigiada. Al PP no le ha ido mejor, los incontables asuntos judiciales en trámite dan para muchos años de noticias vergonzantes, de modo que hay que alzar la voz y meter mucho ruido. Y quién mejor que un joven ambicioso sin escrúpulos, que idolatra el caudillaje y el patrioterismo, para convertirse en la longa manu de José María Aznar, aquel hombre sin conciencia que nunca pidió perdón por tantas muertes inocentes justificadas con enormes mentiras en sede parlamentaria, aquel gobernante que tiene 12 de sus 14 de sus ministros implicados en corrupción, algunos ya en prisión. El PP está en la cuerda floja porque además le sale Ciudadanos a la par en derechura y Vox más extrema aún, lo que en términos de reparto de votos no le da para gobernar. Qué hacer, lo que hacen los perversos narcisistas, si no ganan rompen la baraja. Es lo que pretende, o las instrucciones que recibe, el hiperactivo Pablo Casado, distorsionar la realidad, atacar al gobierno con discursos barriobajeros que nadie cree y ofender a los españoles mancillando el órgano de representación por excelencia del pueblo con tantas mentiras, y es que quien hace un cesto hace ciento, y mentir a lo grande es su especialidad.

Diario Palentino, 27 de noviembre de 2018

Oct 21

Cuidado con lo que viene. Las tres derechas

Y ya son tres los partidos en distintos niveles de derechización que se disputan el puesto de ser los mejores en xenofobia y misoginia; en suprimir los servicios públicos de salud y educación para que sus amigos hagan negocio en la privada; en menoscabar la seguridad jurídica reduciendo el aparato judicial y que los partidos políticos sean impunes por sus casos de corrupción (VOX); en traficar con el cuerpo de las mujeres para convertirlas en madres de alquiler con total desprecio del interés de las criaturas traídas al mundo por medio de tan despreciable negocio (Ciudadanos); en convertir a los trabajadores en esclavos laborales, un presidente del IBEX ingresa en su cuenta entre cinco y diez millones al año pero incendian las redes con avisos apocalípticos si se aprueban 900 euros de salario mínimo. El líder del PP, en trasnochado discurso colonial e imperialista, se enemista con los 421 millones de sudamericanos cuyos portavoces le han respondido que ellos ya se habían descubierto a sí mismos antes de llegar Colón. En la izquierda, los socialistas luchan denodadamente por defender el bienestar de la mayoría de españoles, a pesar del lodazal que las derechas crean en el camino del gobierno para que se atasquen las ruedas y no pueda avanzar en el peligroso camino de la igualdad, la justicia social, el reparto equitativo de la riqueza producida o la defensa de la integridad física de las mujeres y los menores. En el lado del nacionalismo catalán, hay que ver las sorprendentes mentiras que se cuentan y la ignorancia existente entre los que lo creen. España “nes roba”, véanse Pujoles, Palau, 3%… así hasta 198 mil millones, sí 198 mil millones estimados en 25 casos catalanes. Los pobres niños catalanes chapurrean el idioma de 700 millones de parlantes, pro se les exige conocer a fondo uno que solo les sirve para vivir en su pueblo.

Diario Palentino, 21 de octubre de 2018

Oct 14

Realmente preocupante

       La tan contestada por la oposición, ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha hecho una definición precisa de la parte política más conservadora de España: derecha, extrema derecha y extrema-extrema derecha. A poco linces que seamos lo hemos comprendido, más o menos, porque en realidad solo está claro que la extrema-extrema derecha se refiere a VOX. En cuanto a las otras dos derechas pueden ser intercambiables, PP y Ciudadanos y viceversa que rutilan al socaire de los acontecimientos o titulares y extreman sus argumentos según a qué fracción de votantes quieran contentar cada día. Las propuestas del nuevo PP se escoran mucho a lo que en su día Francisco Umbral llamó la Derechona, y es que el PP ya desde los tiempos de Fraga oscila a boleo desde una derecha moderada hasta la más extrema derecha. La movilidad de Ciudadanos, que se presentó como la alternativa de centro obliga al PP a extremarse, pero hete aquí que en su periplo ultraconservador se topa de morros con VOX y ¡sorpresa! resucita un difunto que se engancha a la corriente xenófoba, machista, excluyente e insolidaria que crece en el mundo solo de nombre civilizado. Y es que el juego de engaños está muy bien urdido. Primero vamos y matamos iraquíes porque a Aznar se le antoja una selfie con los grandes, después va EEUU y con ayuda de algunos socios europeos. Francia e Inglaterra, provoca guerras civiles y fronterizas en Oriente Medio y el Mediterráneo, con una estrategia bien pensada, Europa está en medio y así se debilita. Como consecuencia se producen las más graves crisis de refugiados de la historia de la humanidad, entonces vamos a blindarnos, vienen a robarnos el bienestar. Y ya de paso, los defensores de las patrias se transforman en talibanes integristas del mal endémico de las tiranías.

Diario Palentino, 14 de octubre de 2018

Oct 06

¿Nos queda la justicia?

            Cuando el desaliento y el desánimo hacen su cosecha en el cuerpo de la ciudadanía la democracia tiene mucho que perder. La corrupción que no cesa en el PP, los inconmensurables sueldos de ejecutivos de empresas y bancos que nos prestan servicios y ponen precio a los productos que tenemos que adquirir, el esperpento en que algunas fuerzas políticas han convertido la vida pública, la crueldad humana fruto de la avaricia que distancia cada vez más a los que acumulan y acumulan riquezas, que nunca podrán llegar a disfrutar, de los que ni tienen para acabar el mes o para encender la calefacción. A Esperanza Aguirre le da tristeza que Rato vaya a la cárcel, total por 90.000 euros, dice ella, aunque en realidad por su causa se hayan dilapidado 12 millones en clubs, fiestas, perfumes, etc. y las familias españolas hemos tenido que poner más de 22.000 millones para rescatar Bankia. También pagamos la primera comunión de la hija de Ignacio González, al módico precio de 48.000 euros. Y así cada día. La gente de a pie pensábamos, siempre nos quedará la Justicia. Tampoco va siendo así. El Supremo ve indicios de “trato de favor” pero archiva. Algunos jueces y fiscales destinados a defender a las mujeres de la violencia machista, se burlan de las víctimas. Juezas del mismo ramo, mujeres para más señas, no adoptan medidas de alejamiento de presuntos asesinos de mujeres y niños, a pesar de los informes psicosociales, y no hablemos de cuando se juzgan violaciones. Los miembros del poder judicial son los que mayor responsabilidad tienen en que la ley se aplique con garantías. Ellos y ellas tienen en sus manos nuestra seguridad. Tal vez debieran abandonar el corporativismo y optar por depurar los elementos infectos que contaminan nuestra fe, son el último reducto, ya tenemos bastante son otros gremios.