Oct 23

Miguel: “En mi país es así”


inmigrantes
“La toma de conciencia es el camino más arduo”

            Miguel, treinta y cinco años, boliviano, nació en Sucre, la capital. Así se presenta. Llegó a España hace diez años acompañado de su mujer y dejando dos casi bebés al cuidado de los abuelos. “Había que buscarse la vida, éramos muchos y mi padre era pobre”. Pensaba hacer las españas y volver enseguida, pero llegaron la crisis y otras dificultades. Él, fue padre a los veinte y su mujer a los catorce. “Así es en mí país”. Ella ya tiene nacionalidad española y hace un año consiguió agrupar a sus hijos, dos adolescentes a integrar en un mundo nuevo. La hija, treceañera, dejó allá a su novio, con el que quería casarse. Pero, Miguel, cómo se va a casar tan joven, me mira, “en mi país es así”. La niña no se adapta y quiere volver con los abuelos-padres que la han criado, con sus amigas, con su amor, y seguir yendo a su colegio donde no la obligan a estudiar en catalán. El mundo se le ha puesto patas arriba y llora, discute con su madre; la psicóloga escolar diagnostica crisis adaptativa, hay que apoyarla y tener paciencia, todo pasará. Miguel habla tranquilo, en su país no hay estrés, se disfruta haciendo las cosas, en su barrio cada uno se hace su casa, los materiales son caros pero la mano de obra barata, es la propia, todos saben de paleta, fontanería y electricidad, poco a poco la casa va creciendo en el solar de asentamientos humanos que les adjudica la municipalidad. Lo peor es el contrabando de la droga, lo corrompe todo, políticos y policías. La coima que pagan los traficantes vale más que muchos sueldos.

            Pero Miguel tiene un secreto, no tiene papeles, a pesar de estar diez años acá, ni acceso a la nacionalidad, tuvo una discusión con su mujer y los vecinos llamaron a la policía, le cayeron unos antecedentes penales. Jura y perjura que no la tocó. La mujer, adolescente inmigrante e indefensa le perdonó, pero “aquí no es como en mi país”, la cosa sigue… Yo soy tranquilo, no soy violento, era solo una discusión, no se explica que por tan poco le hayan pasado tantas cosas. Es que…, las mujeres cambian mucho cuando vienen aquí, se dice a sí mismo. “En mi país no es así”.  Si le hablas de igualdad en derechos y deberes, de que las mujeres y los hombres son personas y por igual merecen respeto a su dignidad, asiente con la cabeza e insiste en el argumento geográfico, ya pero…, “en mí país no es así”. 

“Diario Palentino, 23/10/2016”

Oct 16

La transparencia de los corruptos y los “delitos del pasado”

ladron¿Acaso se pueden juzgar delitos futuros?

        En el PP los adalides de la transparencia son los mismos que los propios corruptos, tal cumbre alcanza el cinismo en el partido político más corrompido de la historia de la democracia española que es capaz de simultanear dos discursos contrapuestos con un cuajo de impresión. Por un lado, se autoerige en adalid de la transparencia enarbolando un discurso grandilocuente que se contradice con sus propios actos cuando vota en contra de reducir el escandaloso número de aforados, Por otro lado, y al mismo tiempo, no para de sembrar dudas sobre la actuación de la Justicia e intentar zafarse de ser juzgado. Reniega de las investigaciones de la Policía, de la integridad de los jueces, no se priva de poner en duda su profesionalidad con hirientes argumentos con tal de salir inerme de los desfalcos causantes de onerosos perjuicios ocasionados a tantas familias españolas que han sufrido la merma de servicios elementales básicos, encarecidos por la prevaricación y la manipulación de precios en los contratos que pagamos todos con nuestros dolorosos impuestos.

       Esos invitados en el bodorrio “aznariano” son los mismos que hoy, desde el banquillo de los indecentes, quieren zafarse de ser juzgados como malhechores, y para ello vale todo, igual para delinquir que para librarse de las penas. Hipocresía en grado superlativo que no les provoca ni tan siquiera sonrojo, insistiendo con la tozudez que les caracteriza en difundir el torticero argumento de que lo que se está juzgando hoy “son delitos del pasado”. Definitivamente nos tratan de subnormales. ¿Acaso se pueden juzgar hoy delitos que aún no se han cometido? Vamos, esto ya no es manipulación del lenguaje, es un ataque frontal a la inteligencia de los españoles, nos quieren ofuscar, enredar en la confusión, hacernos perder el tiempo y distraernos para que no estemos atentos a lo gravísimo que está ocurriendo en estrados judiciales.

          Lo peor de todo son las tragaderas que tenemos, nos echan los delitos, las mentiras y las trampas a paladas y abrimos la boca para no perdernos nada. Y, después, sumisos, vamos a las urnas y votamos a esa panda. Y el PSOE…, vaya papelón, me duele el PSOE, peor no lo puede hacer, no hay margen. En resumen, si la mayoría de los españoles quiere entregar su poder ciudadano a esos especímenes, tendremos lo que merecemos, que nos den

“Diario Palentino, 16/10/2016”

 

Oct 09

Ascazo  

 

monis-pp“Tantas noticias desagradables causan desaliento colectivo”

            Los escándalos en el fútbol se suceden cada día; dos futbolistas publican un vídeo porno y se disculpan porque hacen daño al club, al pueblo, al fútbol y por último, al escurrir, a la “tercera persona”, mujer que les denuncia. La fiscalía se cansa de investigar y pedir cárcel para los tongos en las contrataciones futboleras y sus evasiones fiscales; las deudas de los equipos a la Seguridad Social alcanzan cifras desorbitadas mientras el gobierno atraca la hucha de las pensiones. En el PSOE se autoinmolan en guerrillas tribales en un espectáculo sin precedentes en nuestra democracia, dejando desamparados e millones de votantes que no saben dónde volver los ojos para no vomitar. Los corruptos del PP, además del inconmensurable menoscabo económico causado por la susodicha corrupción, dilapidan recursos policiales, judiciales y burocráticos mediante un sinfín de triquiñuelas procesales para ralentizar, entorpecer y confundir a la Justicia. Y, con esos mimbres quieren gobernarnos. Indecencia es poco decir.

            Desde que se desató la crisis y emergió la corrupción latente no levantamos cabeza, cunde el desánimo, todo parece inútil. Los pueblos son felices si tienen buenos gobernantes, si se aprecian buenas gestiones, si las políticas se adaptan a lo que la gente espera y desea para vivir tranquilamente en colectividad sabiendo que lo que aporta cada uno es bien gestionado y revierte eficientemente en beneficio de todos. Buenos gestores consiguen pueblos satisfechos ¿Alguien identifica estas características en el actual gobierno? ¡Bingo! Cero patatero.

             Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, acaba de afirmar contundentemente que “Es mejor no tener gobierno que la certidumbre de una mala política”. Ahí queda eso. Pero nadie se da por aludido, ni el PP que sigue erre que erre sin que le pesen sus indecencias delictivas, ni el PSOE que entretenido en sus cuitas no ha tenido tiempo aún de pensar la gravísima responsabilidad de dejar de ser alternativa de gobierno y pasar a la irrelevancia cuando acabe de enfangarse. En las alternativas no pinta mejor; Ciudadanos se espita por descollar en la derecha intentando poner un orden medianamente sereno en el guirigay de fondo, mientras tanto Podemos se desliza por una espiral de fuertes excentricidades aliñadas también con luchas tribales y chulería de garrapundia.

“Diario Palentino, 09/10/2016”

 

Sep 25

Drones e inviolabilidad del domicilio

droneEl dominio aéreo y mi derecho constitucional a la intimidad

      Tengo un ignoto intruso de vida aburrida que sobrevuela mi casa y mi jardín con su dron, y para eludir su penosa existencia, el pobrecillo, destina parte de su valioso tiempo vital en fisgarme desde el aire. No tuve a mano una pistolilla de aire comprimido, pero ya me la he agenciado, tal vez su próximo vuelo sobre mi cabeza sea el último. Derribado y destripado veré la información que acumula, y, además de quedarse sin aparato, si descubro al anónimo cobarde que curiosea vidas ajenas lo denunciaré por un delito de violación del derecho a la intimidad protegido por el artículo 18 de la vigente Constitución española. El Tribunal Supremo dice que “el domicilio es el espacio donde el individuo vive ejerciendo su libertad más íntima, al margen de convenciones sociales, así como todo espacio apto para que, eventualmente o de forma permanente, pueda ocurrir lo anterior. En concreto, se consideran domicilio a efectos constitucionales: las segundas viviendas, los vehículos o caravanas, las habitaciones de hotel, etc.”, y añade, “Para la vulneración del derecho no es necesaria la penetración física sino que comprende también las invasiones efectuadas mediante aparatos mecánicos, electrónicos o análogos, visuales o auditivos.”

      El Derecho Romano contemplaba que el dueño del suelo era el dueño del vuelo, todo en altura sobre su cabeza le pertenecía. Con la navegación aérea comenzó la regulación internacional del uso y dominio que pertenece a cada Estado así como las autorizaciones necesarias para surcarlo. La generalización de los drones como instrumento de transporte y como juguete ha creado una situación de descontrol gubernamental, pero eso no es óbice para que su uso ilegal genere las penas que correspondan por atentar contra derechos fundamentales, sobre todo cuando esos aparatejos pueden llevar incorporadas cámaras de emisión directa que toman fotografías o vídeos, violando la intimidad y vida privada de las personas, y creando riesgo en la seguridad del domicilio al grabar desde el aire las circunstancias internas de recintos vallados a los que solamente tienen acceso legal sus propietarios o personas autorizadas o invitadas por éstos. De modo que, aviso a navegantes presuntos delincuentes, no sea que un rato de morboso fisgoneo les depare graves consecuencias.

“Diario Palentino, 25/09/2016”

Sep 18

“Rita hace cosas”

las-figuras-rita-barbera-mariano-rajoy-punto-arder-una-falla-valencia-1458590330571“Desde luego, por eso está en el banquillo del Supremo”

         Al grito de “Rita te queremos” un público enardecido alienta el mitin de Rajoy en apoyo de “mi amiga, Rita”, “orgulloso de ser su amigo”, “Rita, la mejor alcaldesa de Valencia, y de España”, “Porque Rita hace cosas”. Ni tanto que las hace, buenas y malas como todo el mundo, en veinticuatro años al frente de una alcaldía dan para hacer muchas cosas, hasta para financiarse las campañas con fondos de procedencia tan irregular que la han conducido a sentarse como presunta en el banquillo penal del Tribunal Supremo por blanqueo de capitales y contrataciones irregulares. Y, es que parece que Rita, como sus colaboradores y amigos políticos más cercanos, también ha hecho cositas malas. La investigación la imputa nada menos que unos 317.000 euros en recaudación por donaciones anónimas para el partido entre los años 2002 y 2014. Ahí es ná.

        En terquedad Rita supera con creces a su amigo Rajoy. Se pega al asiento con SuperGlu mientras haya alpiste pero abandona el barco si se hunde. Cuando perdió la alcaldía ni siquiera recogió el acta de concejala, salió huyendo al Senado, donde sigue pertrechada a pesar de no ser ya del Partido Popular que la colocó para que fuera aforada ante la amenazante tormenta judicial. Ahora, al sueldo que cobra sumará el del Grupo mixto y llegará a 7.000 euros mensuales. Ya fue la alcaldesa que más cobraba de España, 156.000 euros en 2013.

            Estas cosas que hace e hizo Rita, y tantos otros, están quemando a los jóvenes cachorros del Partido Popular que no entienden por qué tanta condescendencia ante tamaños desmanes de las altas figuras de su partido. Con la ingenuidad e idealismo propio de la juventud no quieren ver lo peligroso que es cabrear a un corrupto que amenaza con tirar de la manta y dejar en cueros a otros muchos durmientes agazapados y rezando virgencita, virgencita…, porque a ver qué se han creído, que tanta publicidad, tantos medios de difusión y tanta farándula son gratis. Véase como han negociado con su proscrito Bárcenas la retirada de la denuncia por el borrado de ordenadores, véase cómo canta por soleares Jaume Matas para salvar su culo. Testigos sorpresa, chivatazos, escuchas, como en un campo de minas las amenazas atenazan por doquier al Partido Popular, hay que ir con pies de plomo y no cabrear a los imputados, mejor aconsejarles que sean fuertes.

“Diario Palentino, 18/09/2016”