May 03

Ser o no ser madres…, that is the question

madre-baby

«Para las triunfadoras es una decisión muy difícil»

“Aún quedan muchos machos que nos quieren para ponernos a parir a sus hijos entre otros menesteres”

                El feminismo, que siempre es de frontera, pelea/ba/rá por conseguir igual consideración legal, material y social para los hombres y para las mujeres, y cuando ya parecía que todo fluía a favor de conseguirlo, llegó la perversión del objetivo. Las mujeres nos incorporamos al trabajo remunerado añadido al de la familia, marido, padres, hijos y amplia parentela, pero nos ha compensado salir del aislamiento y abandonar el sueño culpable de echar un buen polvo con el pescatero como liberación mental y abstracción momentánea en un encuentro solitario con nosotras mismas.

                Otro logro de igual categoría fue la libertad sexual sin temor a derivar en consecuencias no programadas. Pero, que las mujeres, siempre obedientes y subyugadas, pudiéramos disponer del dinero ganado y del propio cuerpo fue el colmo de la confusión para los machos educados en el secular ordeno y mando patriarcal. Carnet de conducir, coche propio, independencia económica, libertad de movimientos y de elección de pareja. El divorcio, ah, el divorcio, vaya puñalada trapera para los irredentos maltratadores, para los dominantes y esclavizadores, se les acabó la fiesta.

                Por fin, el aborto, la libertad para decidir tener o no hijos, cuándo y con quién. Eso ha provocado la más furiosa indignación de los clérigos purpurados, de las monjas, de las viejas, de los meapilas, de los de la adoración nocturna o vespertina en las casas de lenocinio, en fin, de todos aquellos que no podían o no les estaba permitido tenerlos, o bien, de los y las conservadores/as que, en caso de infortunio y embarazo inconveniente, con su dinero llevan a la niña de vacaciones para desembarazarse.

                Pero la cuestión de la responsabilidad de los hijos aún está por resolver. La dedicación material y afectiva cotidiana, las renuncias a la propia vida personal, profesional, de ocio, etc. sigue alojada sobre las mismas espaldas. Para las triunfadoras es una decisión muy difícil. Ellos han ganado con la liberación femenina, pueden decir que no se casan, no adquieren compromisos, o las ponen a la firma una separación de bienes, así van haciendo su patrimonio unipersonal mientras ellas merman su crecimiento profesional pariendo, criando, educando y atendiendo a la prole común. Un pan como unas tortas.

«Diario Palentino, 03/05/2015″01

Mar 01

Primera Presidenta de la Diputación palentina


5FDBC5EA-C9FF-59FF-EEACA6130EF356B8Ya puede estar atenta, sus enemigos se sientan junto a ella

             Aunque ideológicamente no tengamos nada en común, participo mí satisfacción porque  Ana Asenjo ostente la presidencia de la Diputación. En un territorio comanche para las mujeres, como es nuestra vieja Castilla, esto es una fiesta a celebrar el próximo 8 de marzo.

            Han tenido que pasar 200 años desde su fundación para que llegue una mujer, y de rebote. La tarea no le va ser fácil, no hay más que ver la fotografía de la toma de posesión en Diario Palentino; su compañero, Urbano Alonso, mira feliz como el Alcalde de Osorno, también contento, le hace entrega de la vara de mando, sin embargo otra figura presente alerta del peligro que ya desde ese mismo momento acecha a la nueva presidenta. El Alcalde de Becerril de Campos, Mario Granda, observa con gesto avieso la toma de posesión de quién él debe considerar usurpadora del anhelado sillón, y en su discurso se arroga misiones que no le corresponden puesto que a su pesar ya tiene una jefa; así, en un exceso de autoatribuciones, trasladó un mensaje de tranquilidad a los empresarios «pendientes de contratos», y a los colectivos con los que se firman convenios de colaboración. Se rubricarán. Teniendo en cuenta que el Diputado de Hacienda ejerce competencias delegadas, es mucho presumir de lo que él firmará si la nueva Presidenta no le mantiene las delegaciones.

         No satisfecho con el recado, el diputado se comprometió a sacar adelante «todo el programa» que en su día se presentó…  como si el resto de diputados, incluida la Presidenta, no existieran. Para finalizar, Granda tuvo unas sentidas palabras de bienvenida para la nueva presidenta. «Ana, sabemos que es un día difícil. A nadie en estas circunstancias le hubiera gustado ser presidente». Salvo a él.

         En fin, Ana Asenjo deberá estar más pendiente de los machos alfa de su partido que de la oposición. Por otro lado, como solemos hacer las mujeres, se entregará a tope en su tarea tal vez sin ver que para los actuales desorientados partidos políticos lo importante no es hacerlo bien, de hecho quienes lo hacen muy bien suscitan rechazos e intrigas de incompetentes y envidiosos de proximidad. Si quiere mantenerse no debe olvidar la política de cocina con los cargos decisorios de los destinos, y desconfiar de las amabilidades lisonjeras de las hienas femeninas que se la querrán merendar. Ah, la soledad del poder. 

«Diario Palentino, 01/03/2015″01

Nov 09

¡¡¡ Adolescentes machistas !!!

8“¿Se nos va de las manos el respeto en igualdad hacia las mujeres?”

             Casi ha pasado desapercibido en los titulares de prensa el contenido del informe emitido por el proyecto Andalucía Detecta, elaborado por el Instituto Andaluz de la Mujer en colaboración con la UNED y la Fundación Mujeres. Conclusiones de extrema gravedad que pueden marcar la vida futura de muchas adolescentes. Resultados que ya venían denunciado desde hace algunos años los docentes y profesores cuyo trabajo se realiza en contacto con este sector juvenil, y sobre todo a través de la Liga de Educación.

            Antes de resumir los datos más escalofriantes del informe quiero resaltar que el hecho de que se refiere a los adolescentes andaluces no excluye  los de otras comunidades autónomas españolas, simplemente ocurre que en Andalucía se han preocupado por hacer estos estudios y en otras pasan olímpicamente, ojos que no ven…

            Alarmante, un 28% de chicos de entre 14 y 16 años opina que el lugar de la mujer es en casa con la familia”, uno de cada cuatro cree que no es propio de los hombres encargarse de las tareas del hogar, y para remate uno de cada tres está convencido de que el hombre debe dirigir con cariño pero con firmeza a su mujer. Sobre semejantes fundamentos no puede sorprendernos que el 20% crean que la mujer es más débil que el hombre y que el 50% de las mujeres aguantan la violencia de género.

            ¿Qué está pasando? ¿Reproducen lo que ven en sus ámbitos? ¿Falla la educación y la formación cívica? ¿Qué pasa en otros países de nuestro entorno cultural? Desde luego los datos encienden una sirena roja. Mil pasos atrás después de siglos de lucha de las mujeres y muchos hombres empleados en conseguir un hábitat civilizado.

            Y, es que, no menos pavoroso es el dato de lo que opinan ellas, las afectadas. El 14% está de acuerdo en que el hombre debe dirigir…, el 21% que su lugar está en casa…, y el 17%, que no es propio de hombres… Apaga y vámonos. ¡Pero qué comen estas chicas! ¡Qué aire respiran esos chicos! Ellos se agarran a sus privilegios y ellas les hacen el rendu vue. Para esto no hemos quemado tanto algunas. 

«Diario Palentino, 09/11/2014»

 

May 04

Un día para las mujeres-Madres

 Pachamama“Hasta el momento, a todos sin excepción nos alumbró una madre engendrada por un padre. Nadie queda excluido»

            El festejo a  la Madre no es un invento de los comerciantes ni tampoco de las religiones, aunque ambos se lo apropien por intereses diversos. La adoración por las madres como creadoras de vida se encuentra ya en las venus del paleolítico y siguientes culturas,  mujeres-madres, la madre naturaleza, la Pachamama, etc. La maternidad es en sí misma el enigma más estudiado por la ciencia y más utilizado con intereses aviesos, es desde siempre la cara y la cruz de las mujeres, la realización más absoluta y el punto más débil. La decisión más difícil.

            Los hombres/ufanos-dioses nos admiran/envidian-odian por esa capacidad de traer al mundo nuevos seres humanos, de mantener la especie. Ellos saben que en un gallinero con un gallo es suficiente. De ahí el interminable y tedioso debate que pretende con leyes divinas y humanas interceptar nuestra libertad de elegir entre ser o no ser madres. Y es que esa capacidad, reproductiva y la de proporcionarles gozo, ubicada en los sotanillos que tenemos entre las piernas puede que sea el objeto de mayor debate de la Historia, desde la barra del bar hasta el laboratorio científico pasando por estrategias políticas, militares, demográficas y étnicas.

            Lo más curioso es que a la palabra Madre, siempre va unida otra, Paz. En 1978, la ONU proclamaba el 8 de marzo como Día por los Derechos de la Mujer y de la Paz internacional. Hombre-Guerra, Mujer-Paz, son los dos términos antagónicos en los que se mueve el género humano. En esta tensión la protección y cuidado de la prole es la encomienda común, a partes iguales en responsabilidad.

            Hasta el momento, a todos sin excepción, nos alumbró una madre  engendrada por un padre. Nadie queda excluido, en esto somos todos absolutamente iguales, aunque provengamos de una inseminación artificial, de una probeta, o seamos adoptados, o vivamos en familias monoparentales, o nos críen parejas de homosexuales, es ineludible que para nacer nos tuvo que parir nuestra madre con el germen de nuestro padre, estén donde estén, sean quienes sean. El nacimiento y la muerte son las dos verdades absolutas que nos igualan, y mientras no nos hagan de plástico, así será. Hoy te toca a ti, Mamá, mi gratitud es inconmensurable. 

«Diario Palentino, 4 de mayo de 2014»